Últimas novedades en cirugía laparoscópica y robótica

phpThumb (4) Más de 500 especialistas nacionales e internacionales en cirugía mínimamente invasiva se dieron cita en el XI congreso de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica y Robótica (Secla), que se celebró esta semana en el Hospital Clínico San Carlos –pionero en incorporar técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas– y que fue inaugurado por el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. Durante el evento se retransmitieron por videoconferencia varias cirugías realizadas aplicando diversos procedimientos de mínima invasión como laparoscopia, toracoscopia, puerto único y robot Da Vinci desde hospitales europeos, norteamericanos y asiáticos. También se abordaron la actualidad y el futuro de la cirugía mínimamente invasiva, así como la aplicación de la cirugía robótica a nuevas especialidades, entre otros.

Fuente: www.larazon.es

Puerto único con robot, en la mínima invasión

10k_1

Como en anteriores ediciones, el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica y Robótica (Secla) constituye un punto de encuentro de las diferentes especialidades quirúrgicas que utilizan los recursos de la cirugía mínimamente invasiva.

Los presidentes del congreso, Elena Ortiz Oshiro, del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo I, y Jesús Moreno, del Servicio de Urología, ambos del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, coinciden en destacar que la cirugía de mínima invasión aún no ha tocado techo y entre sus desarrollos inmediatos se encuentra el aunar los dispositivos robóticos con el abordaje a través de un puerto único.

El empleo del robot garantizaría la precisión en el abordaje mediante puerto único, y esta estrategia reduce las complicaciones asociadas a los orificios

Jesús Moreno ha expuesto a DM que “ya hay alguna experiencia en determinados centros de Estados Unidos con el empleo del robot en intervenciones de puerto único”. Para Elena Ortiz esta confluencia de técnicas contribuirá a salvar inconvenientes; así, el robot ayuda a garantizar la precisión en una técnica que exige operar con una mano, mientras que la modalidad del puerto único simplifica a uno el número de los orificios empleados, que en el caso de la cirugía robótica pueden ser más incluso que en un abordaje laparoscópico convencional, con las ventajas clínicas y estéticas que ello comportaría.

La realidad en España es que la cirugía de mínima invasión se ha asentado, siendo ya de elección en muchos casos. “Ahora empezamos a tener claras las indicaciones de entrada del abordaje mínimamente invasivo, y en qué otras situaciones todavía hay que desarrollarse más”, explica Ortiz, y alude a la colecistectomía laparoscópica, que ahora es el abordaje estándar, cuando inicialmente sólo lo hacían unos pocos grupos muy entrenados.

Por el contrario, todavía hay controversia al abordar la hernia inguinal por laparoscopia. “Los cirujanos que así lo hacen lo defienden a ultranza, pero no son la mayoría. Este sería un ejemplo de cómo la mínima invasión no ha calado en la medida en que se esperaba, posiblemente porque la cirugía abierta resulta muy cómoda en este caso y el paciente no lo demanda”.

El abordaje mediante cirugía robótica del suelo pélvico obtiene resultados equiparables a los de la laparoscopia convenional, y reduce las conversiones

Enfermedad oncológica

Por indicaciones, la enfermedad oncológica es el grupo que más se ha beneficiado de los avances de la mínima invasión. También lo han hecho las patologías funcionales, que no necesitan una cirugía resectiva, como, por ejemplo, el reflujo gastroesofágico y la alteración del suelo pélvico. “Son intervenciones donde se debe procurar una adaptación a la situación específica de cada caso, y eso requiere mucha precisión, que nos aporta la tecnología”, comenta Ortiz, quien insiste en que esto es aplicable a todas las especialidades quirúrgicas, que se reflejan en el amplio programa del congreso.

El abordaje de la patología del suelo pélvico recoge perfectamente este espíritu multidisciplinar de la reunión: “La reparación del suelo pélvico es compleja y suele requerir de la colaboración de diferentes especialistas. Es un buen ejemplo de trastorno que se soluciona de manera conjunta, una estrategia clínica y quirúrgica cada vez más frecuente”, resalta Ortiz, que junto con Jesús Moreno forman parte del grupo del Hospital Clínico que lleva a cabo intervenciones de suelo pélvico mediante cirugía robótica. Con más de 55 casos efectuados, este equipo acumula una experiencia en este campo destacable a nivel mundial. Los resultados, comenta Ortiz, son muy buenos, “acordes con los obtenidos con la cirugía robótica en general y también con la laparoscopia, pero con la ventaja de que se evita la tasa de conversiones a cirugía abierta”.

Durante los tres días que ha durado el congreso se han abordado todas las técnicas de mínima invasión, incluidas las que emplean como acceso los orificios naturales. También se ha contado con cirugías retransmitidas en directo, algunas de ellas desde Estados Unidos y otros países europeos. Esta misma tarde están programadas dos.

Fuente: diariomedico.com